De paseo con Hermès
Atención al cliente: +34 638 207 726
ES | EN
Blogs

De paseo con Hermès

Publicado el 22.05.2015

Pasear por las calles de nuestras ciudades es siempre agradable, si además lo hacemos de forma tranquila y sin prisas puede incluso convertirse en una invitación a redescubrirnos, a sorprendernos o simplemente a observar algo desde un prisma nuevo y diferente, el de ese preciso momento. Con cada paso que damos algo se revela en nuestro interior, tan solo es necesario caminar poniendo atención y así acercarnos hacia nuevos horizontes, que siempre han estado ahí pero en los que muchas veces no nos fijamos.

Hace algunas semanas tuve que acercarme hasta la famosa Kings Road londinense para realizar algunos trámites, así que aproveché para visitar la genial Saatchi Gallery, un lugar que siempre me sorprende por la frescura de sus artistas. En esta ocasión la veterana casa Hermès se había instalado en un ala del primer piso de la galería, invitándonos a convertirnos en flâneurs o paseantes de excepción por las calles de su exposición.

hermes my new blazer


Un festival de bastones casi surrealista me recibió en la primera sala; será mi punto de apoyo para recorrer cómodamente las calles y escaparates del mundo Hermès. ¿Continuamos? abrimos las puertas de un armario gigante y nos adentramos en lo más íntimo de un vestidor. Ella es una obsesionada de los bolsos y él, un enamorado del deporte pero con espíritu dandy, por supuesto marca de la casa. Ella posee una gran colección de bolsos Birkin y le encanta tenerlos a la vista en la pared de su vestidor, al fin y al cabo es su propia exposición, solo para sus ojos y para su propio placer.
 

armario hermes my new blazercaballos hermes my new blazer
Atravesamos una calle, cruzamos una plaza y de repente empezó a llover; así que nada más apetecible que refugiarse en el Café de los objetos olvidados antes de proseguir nuestro recorrido por los pasajes cubiertos.

objetos perdidos my new blazerpasillo hermes my new blazermaletín hermes my new blazer
La lluvia parecía haber cesado, dejé mi bastón a la salida y volví a las calles londinenses con una agradable sonrisa. Si el tiempo parecía haberse detenido en París, en Londres se aceleraba, así que respiré hondo y como buena flâneur me marché caminando despacito, disfrutando de cada paso.

@Oropendolae

 


Comentarios:





Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más info OK
My New Blazer Newsletter

Suscríbete a mynewsletter y recibirás códigos para ventas privadas